Cabe el arrecife

Cristal de botella, copa o vasito.

Ungüento de vieja, barbero o libro.

Cascada de un río azul transparente.

Tormenta de ideas; clavo y tridente.

.

No sé qué hacen mis palabras y estrofas,

no sé qué hago subido a esta cofa.

Quisiera ver qué recorre tu mente

pero esa pared está incandescente.

.

Versos de poeta detesto y te escribo

como si algo en mí aún siguiera vivo.

Licor en la boca, olor a dolor;

no sé cómo hablarte sin tanto pudor.

.

Me pierdo en quién eres y a quién le envío

versos cortantes partidos en frío.

Hojas caducas entierran las calles

de mi corazón, cruzando aquel valle.

.

Ahora te digo, aquí, Melibea,

esto que tanto a mi mente atormenta.

No sé quién eres, quizá fuiste o serás;

yo solo quiero ver cuál fue la verdad.

.

Tumbado en el agua me arrastra la ola;

me araña y me empuja contra las rocas.

Y por fin me hundo como el mundo pide

y hallo mi tumba cabe el arrecife.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s