Preguntas retóricas

Signos de interrogación. Signos de descaro, desinterés, desperdicio y desesperanza. Signos de soledad, signos de llamada. Signos de sordo. Signos de ciego. Signos de espera mal encaminada.

¿Por qué es tan difícil hablar contigo? ¿Tan poco he supuesto para ti? ¿Tanta huella te he dejado?

Desde siempre has sido una persona reacia a responder mis preguntas. Y entiendo haber roto la cuerda, intentando afinarla, y provocar entonces el silencio de esa nota del piano. Casualmente, la única nota común en todas las partituras. Pero las preguntas siguen bailando a tu alrededor y tú, aún no sé cómo, logras cerrar los ojos, taparte los oídos. Yo cierro los puños, tú cierras tus labios. Yo pongo la mano en mi frente, tú pones la mano en el mango. Daga de silencio.

Pero yo todavía lo sigo intentando. Y cuando tiro la toalla, me la cuelgas de nuevo en el hombro. Y vuelvo a cargar contra el muro y vuelvo a no tener oportunidad. Y vuelvo a tirar la toalla. Y vuelvo a sentirla cabe el cuello. Y al final, solo me queda ahorcarme con ella. Y sin ti.

Y todo contigo fueron preguntas retóricas. Frases retóricas. Palabras retóricas. Te quiero retóricos. Pero yo, tonto de mí, todavía, espero la respuesta a este adiós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s